Dentición. Noches infernales.

He desaparecido, lo sé y lo siento, pero creo que desde que nació Mario no habíamos tenido una época tan mala, y mira que tenemos un niño que no duerme más de 3 horas seguidas jamás. Podría comparar estos días con las 3 semanas que Mario tuvo cólicos del lactante, pero por entonces yo estaba de baja y con las hormonas de leona a tope, así que no sé si por eso o porque mi cerebro es realmente inteligente y ha descartado los malos momentos vividos, pero estas noches las marcaré en el calendario como “las noches infernales” por excelencia.

Pues bien, para celebrar mi 33 cumpleaños, y poco después el décimo “mesversario” de mi primogénito, los planetas se alinearon y nos regalaron dos preciosos dientecitos, para ser exactos, dos enormes y maléficos paletos… Y lo que hemos y estamos pasando no se lo deseo a nadie. Noches de llantos, y unos padres zombies es lo que se ha llevado por delante la salida de estos dientes, que por cierto todavía uno de ellos está decidido a seguir dando que hablar unos días más.

Mario ya tenía los dos dientitos  de abajo. Desde que le salieron le he llamado tantas veces ratón, que ya sabe decirlo, “tatón” dice en bucle una y otra vez  (si hijo, tienes una madre muy pesada y que habla mucho, incluso muchas veces hasta sola, así que ve acostumbrándote). Estos dos dientes apenas dieron guerra, salieron rapidito y sin hacer ruido, diría que un par de noches malas y unos días de estar más irritable de lo normal, pero nada que nos hiciese pensar en irnos a vivir a una isla desierta por lo menos los próximos diez años.

Aquí os dejo un esquemita de la salida de dientes. Esto es aproximado, cada niño es un mundo y unos empezarán antes y otros después, pero os podéis hacer una idea.

1

Con la salida de los primeros dientes, recomendado por amigas y por el propio farmacéutico, compré nani predental. Pues bien, nani es una crema anestésica local que contiene benzocaína. Basta con poner un poquito sobre la encía para que haga efecto. Sólo lo usé una vez y creo que algo alivió el dolor, pero leí cosas tan malas sobre el uso de benzocaína en bebes, como que puede producir metahemoglobinemia, una trastorno en el cual la cantidad de oxígeno que se transporta a través del torrente sanguíneo se reduce significativamente y que incluso puede llegar a provocar la muerte, que llamarme paranoica, pero no pienso correr el riesgo de volver a usarlo.

nani-predentalTambién para esos primeros dientes usamos un par de noches el bendito Apiretal, que ya os digo que no abuséis de él porque, aunque es algo excepcional, como efecto secundario puede dañar el hígado a dosis altas o tratamientos prolongados. Los medicamentos cuantos menos mejor y solo si es realmente necesario. La verdad es que en la salida de los primeros dientes a mi hijo le ayudó a pasar las noches un poquito mejor y a poder descansar.

apiretal

Como remedios naturales y de toda la vida, los mordedores, fríos o a temperatura ambiente, les calman un montón. A Mario el frío no le hace demasiada gracia, yo se lo doy de la nevera, pero él no le hace caso hasta que no se pone a temperatura ambiente, me ha salido maniático el chiquillo. Para meter en la nevera tenemos un mordedor de Suavinex.

suavinex-mordedor-refrigerante-4m-etapa-2-

Pero el que más le gusta a Mario, que lleva usando desde hace meses y está como nuevo es la archiconocida jirafa Sophie. Además a mamá también le encanta, es tan cuqui 🙂

Con estos dos últimos dientes la historia es otra, el Apiretal no ha valido para apenas nada, y Mario lo ha pasado realmente mal. No recordaba las noches sin parar de llorar y no saber qué hacer para aliviarle. El cansancio es mucho, pero lo peor es el estado mental en el que te encuentras por no poder ayudar a tu hijo a que se pase el dolor, sólo puedes estar ahí para consolarle.

Pero no me doy por vencida, y he arrasado la farmacia en busca de remedios. Uno de ellos es Chamodent, un medicamento homeopático que promete aliviar los dolores de la dentición. Hoy mismo hemos empezado a usarlo, ya os contaré si funciona o me han vendido agua a precio de pis de unicornio…

chamodent-homeopatia-medicamento-mama natura-dhu iberica-denticion-natural

Mario ya ha cumplido 10 meses y por lo tanto ya podemos usar Dalsy. En la caja pone que se puede usar desde los 3 meses, pero mi pediatra no lo recomienda hasta por lo menos pasados los 8 meses, así que yo a obedecer a los que saben. También lo tengo ya en casa preparado por lo que pueda pasar. Esta noche no ha sido necesario usar nada porque la verdad que Mario ha estado bastante más tranquilo que las anteriores, pero todavía nos quedan muchos dientes por delante, así que seguro lo usaremos.

dalsy

Y hasta aquí la experiencia de esta familia de 3 con la maldita dentición, seguiremos informando.

Espero no tener que salir corriendo a esa isla desierta y no volver a desaparecer tanto tiempo. Que tengáis una feliz semana.

Archivo_000

¡Pero qué bonito es mi ratón!

 

28053880_s

Anuncios