Cachivaches varios para la alimentacion del bebe

Este tema parece una tontería, pero viendo la cantidad de cosas que usamos día a día para la alimentación de Mario, me doy cuenta que no lo es tanto. Y es que ¡que mundillo este de los bebes!.

El lunes pasado os hablaba sobre la trona que elegimos para Mario, y aunque es lo principal, sobretodo por el gasto que supone, no es el único “trasto” que usamos a la hora de comer. Hay un montón de cosas que ni siquiera se te pasan por la cabeza hasta que estas “metida en harina”.

bebe_manchado_comida

Lo primero que necesitamos es un cuenco o plato hondo. Importante que el cuenco sea irrompible, porque posiblemente acabe más de una vez tirado por el suelo.

Nosotros tenemos el cuenco de aprendizaje de Nuk con ventosa. Gracias a su ventosa se fija en la bandeja de la trona y el niño no lo puede mover. Esto estaría muy bien si fuese verdad, Mario pega unos manotazos que acaba despegándolo, así que tengo que estar agarrándolo con una mano, mientras con la otra le doy de comer (y con mi garganta hago “ruidos de diversos animales” mientras pongo cara de mono y procuro no dar con la cuchara en el ojo de mi pobre primogénito, toda una técnica que los padres traemos de serie, no preocuparse por esto, ;-)). Por lo demás está bastante bien, tiene un buen tamaño, no se rompe, es libre de BPA (bisfenol A), cuenta con dos tapas, una para el microondas y otra para transportar la comida y además se puede lavar en el lavavajillas.

cuenco ventosa Nuk

Como, sobretodo al principio, los bebes tardan bastante en comer, muchas veces la comida se queda fría en el plato y tenemos que estar constantemente calentándola, porque, por lo general, una vez que se queda fría, los bebes suelen rechazar la comida. Para evitar esto, nos hicimos con un plato térmico. Cuenta con un tapón por el que puedes introducir agua hirviendo y mantiene perfectamente caliente la comida durante un largo rato. Tiene una base de caucho antideslizante, aunque esto también, si el bebe tiene un poco de fuerza, lo moverá. Por supuesto, es libre de BPA y se puede usar tanto en el microondas como en el lavaplatos.

plato caliente

Cuando se empieza con la alimentación complementaria, los bebes empiezan a beber agua. Como nadie nace sabiendo, por lo general se suelen tirar el agua por encima, o al suelo, o a sus papas, incluso el pobre perro se lleva algún que otro remojón, :-), así que es buena idea hacerse con un vaso antiderrame. Nosotros elegimos el vaso de aprendizaje de Suavinex. También es útil para que los bebes que toman biberón vayan aprendiendo a usar el vaso. Cuenta con boquilla antiderrame y unas asas que permiten al bebe sujetarlo y manejarlo fácilmente. ¡Además es personalizable!

vaso suavinex

Solemos tener en casa un cargamento de botellines de agua de Mi Primera Font Vella. El agua, cuanto más baja sea en minerales mejor asimilable es para los bebes.

Estos botellines vienen especialmente preparados para los minis, tienen forma ergonómica para que los puedan agarrar fácilmente y boquilla antiderrame. También incluyen dos tapones especiales reutilizables para que los peques puedan beber el agua fácilmente pero sin tirarla.

MiprimeraFontvella2

Tenemos cucharas para todos los gustos y colores, y la verdad que las usamos todas, pero, si tengo que quedarme con una, elijo las cucharas de silicona. Son suaves y transparentes, tiene un buen tamaño y se pueden lavar perfectamente en el lavavajillas. Nosotros tenemos exactamente estas:

cucharas de silicona

Es importante, y si no ya me lo contareis…, usar baberos, y cuanto más cubran mejor (si podemos cubrir desde el cuello hasta la punta de los dedos de los pies, mucho mejor 🙂  🙂 :-)). Además de los clásicos baberos de tela de toalla y alguno un poco mas mono para “los domingos”, tenemos estos superbaberos que nos salvan de ir llenos de puré muchos días.
Son baberos de manga larga y además impermeables, con lo cual cubren gran parte del cuerpito de Mario y además se lavan y secan muy fácilmente. Yo, después de usarlos, los meto debajo del grifo y luego al tendal. En 10 minutos babero limpio otra vez.
 baberos impermeables baberos impermeables 2

Si vas a preparar la comida de tu bebé a diario, no necesitaras ningún sistema de almacenamiento. Este no es mi caso, ya que tengo cocinera particular (mi santa madre :-)), pero esta rebelde y dice que el puré lo hace una vez a la semana (es broma mamá, gracias por hacer la comida de tu nieto y la nuestra muchas veces. Menos mal que también tengo un marido cocinillas, porque si fuese por mi a sándwiches nos íbamos a alimentar. Objetivo 2017, aprender a cocinar, que para 2016 ya estoy completa). Para el almacenamiento de comida de bebes y niños, no nos vale cualquier tupper, tienen que ser plásticos libres de BPA. Nosotros usamos los de Philips Avent. Vienen dos tamaños diferentes (180 y 240 ml), se pueden meter en el congelador, en la nevera, en el microondas y en el lavavajillas. Se cierran de forma hermética y además incluyen un libro de recetas que igual alguna idea puede aportar.

avent tarritos

Con esto, lo más importante ya lo tenemos, pero como yo soy bastante aficionada a probar objetos varios, me hice con un par de cosillas más.

Un chupete con boquilla de plástico en la que se pueden meter alimentos. Así nos aseguramos que el niño no se va a atragantar, pero le damos un poco de independencia a la hora de probar nuevos alimentos él solito. Además viene muy bien para las molestias de los dientes si le metemos dentro algo fresquito. Yo os lo recomiendo 100%, a Mario le encanta este “cacharro”.

Chupete red

También compré un biberón- cuchara cuando nos dimos por vencidos en nuestro intento de que Mario aceptase el biberón. No os voy a engañar, no lo hemos usado mas de tres veces, no nos resulta nada práctico, pero seguro que hay gente que está encantada con esto. Igual es que somos un poco torpes, quién sabe…

cuchara biberon

Y para ir dando por terminada la entrada de hoy, también os enseño mas cositas que tiene Mario que le han ido regalando y que nos encantan. ¡Este enano tiene más vajillas y cuberterías que la Reina de Inglaterra!

Vajillas y Platos de Zara Home

Plato Buho Zara Home

Vajilla Zara Home 1

Vajilla Zara Home 2

Vajilla de Porcelana para cuando sea mas mayor

Vajilla Porcelana

Cubertería de animalitos con el nombre grabado

 

Aquí el pollito con sus trastos:

Archivo_000

Y si os creías que esto es todo en cuanto a cacharros varios relacionados con la alimentación, equivocados os halláis, para el próximo lunes os enseño lo que llevamos cuando comemos fuera de casa. A empezar bien la semana. Muakkk.
PD: Pinchando en algunas de las fotos, os llevará directamente a la en la cual he comprado cada cosa.
28053880_s

 

 

Anuncios

Alimentación complementaria. Introduciendo las frutas

¡Buenos días de lunes!

El lunes pasado os explicaba como estamos introduciendo las verduras y la carne en la alimentación de Mario. Hemos avanzado un poquito en ese tema, dado que ya hemos probado la ternera y alguna verdura más como los guisantes, la calabaza y el calabacín, poco a poco seguiremos probando todas.

En nuestro caso, lo último que estamos introduciendo son las frutas, ya que por mis horarios de trabajo, y al querer continuar con la lactancia materna a pesar de ello, creímos que lo mejor era introducir antes las verduras. Es mas habitual empezar por las frutas, pero tampoco tiene mayor importancia empezar por una cosa u otra.

Pues bien, lo primero que hicimos fue dar a Mario zumo de naranja durante unos 3-4 días. Primero probamos con cuchara, pero no le hacía demasiada gracia, así que, con ayuda de su vaso antiderrame se lo íbamos ofreciendo a lo largo de la tarde, y sorbito a sorbito iba cayendo.

zumo de naranaja bebe

La siguiente fruta que introdujimos fue la pera, y…fracaso absoluto. Mario odia la pera, es verla y le dan escalofríos. Para enmascarar el sabor, lo intentamos haciendo “batido de pera”, esto es, mezclar la pera con leche caliente y cereales. Haciéndolo de esta manera algo mejor lo comía, pero entonces el zumo se lo seguíamos dando en su vaso.

Nuevamente, esperando 4 días con cada fruta, hemos introducido también la manzana y el plátano. La verdad es que Mario no come nada bien las frutas, así que voy probando trucos como echar cereales e incluso calentarlas un poquito en el microondas. Parece que así come algo mejor.

papilla frutas

Tampoco me obsesiona este tema, procuro que todos los días coma un poquito de fruta para que se vaya acostumbrando a los sabores y para evitar futuras alergias, pero su base de alimentación hasta mas o menos el año es la leche, el resto es “complementario”.

La papilla de frutas “básica” quedaría así:

1/2 manzana + 1/2 plátano + 1/2 pera + el zumo de una naranja.

No se debe añadir azúcar, ni galletas, ni miel ni leche condensada.

Estaremos 15 días con esta papilla, y si lo tolera todo bien, podemos seguir introduciendo el resto de frutas excepto la fresa, el kiwi y el melocotón que habrá que esperar hasta el año.

Ahora mismo nos encontramos en este punto y todos los días me sobra mucha papilla que o me como yo o tengo que acabar tirando, lo cual me fastidia enormemente ¿a vosotras también os pasa?

Me gustaría probar a darle trozitos de fruta para que él solo vaya aprendiendo a comer, hacer BLW (Baby Led Weaning) pero la verdad que me da bastante miedo los atragantamientos. ¿Vosotros hacéis BLW? ¿Habéis tenido problemas de atragantamientos? ¿Creéis que así comen mejor?

 BLW

Hasta aquí mi experiencia con la alimentación complementaria. El lunes os enseño las cositas que usamos a la hora de comer.

¡Que tengáis un buen día!

2

Alimentación complementaria. Introduciendo las verduras y carne.

¡Buenos días!, al igual que el lunes pasado, y espero que pueda ser cada lunes, hoy os traigo otra entrada sobre mi experiencia con la introducción de la alimentación complementaria.

Después de introducir los cereales sin gluten, y esperar unos días para ver como los toleraba, pasamos a introducir las verduras. Suelen recomendar esperar al menos tres días con cada nuevo alimento, pero nosotros con los cereales, estuvimos un poco mas, ya que notaba que la leche de fórmula le caía bastante pesada al estomago.

Comenzamos la introducción de verduras, preparando un puré de patata y zanahoria. Hervido sin sal ni aceite. Se añadirá una cucharita de café de aceite a cada ración de puré, pero siempre en crudo.

                           zanahoria

patatas

Mi experiencia con este puré, es que Mario lo admito estupendamente, le encantaba, y no tardo mucho en comer un buen plato. El problema vino nuevamente con el estreñimiento, ya que, tanto la patata como la zanahoria son astringentes.

Solucionamos el problema añadiendo un poco de puerro. Después de tres días con puré de patata, zanahoria y puerro, añadimos, además, judías. Gracias a la fibra de las judías y el puerro, acabamos con el estreñimiento.

puerrosjudia_verde

La gran mayoría de los pediatras, suelen recomendar dar de beber agua al bebe cuando se empieza a introducir la alimentación complementaria (aunque he oído algún caso que no, lo cual no acabo de entender muy bien, pero como siempre os digo, cada uno que haga caso a  su medico). Por recomendación del nuestro, damos a Mario de beber agua en cada comida, tanto con la papilla de cereales como con el puré de verduras, lo cual también le va muy bien para el estreñimiento.

Podéis ir añadiendo mas verduras poco a poco, excepto espinacas y acelgas (7º-8º mes) y col, brócoli, coliflor, repollo y legumbres (9º-10º mes).

Al cabo de una semana de tomar este puré (zanahoria, patata, puerro y judías), empezamos a añadir un poco de carne, entre 10-20 gr diarios. Se puede empezar con cualquier tipo de carne (pollo, ternera, conejo, cordero…), excepto carnes de porcino, que se retrasará su introducción hasta los 10 meses.

Nosotros empezamos con pollo, y en esas seguimos. Esta semana probaremos con los guisantes y, después de unos días, cambiaremos el pollo por la ternera. Espero que siga comiendo tan bien como hasta ahora.

El próximo lunes mas sobre alimentación complementaria, os cuento como ha ido la introducción de las frutas, que tengáis un día genial.

 28053880_s

Alimentación complementaria. Introduciendo cereales sin gluten.

Inauguro esta sección de maternidad, hablando de uno de los temas que suele traer mayores quebradores de cabeza a los recientes padres. Yo me encuentro en pleno proceso de introducción de alimentos con Mario, y aquí os  voy a ir contando poco a poco como lo vamos haciendo. No pretendo ser la guía de nadie, simplemente esta es nuestra experiencia, cada una que haga caso a su pediatra, a su instinto y a su bebe.

Pues bien, Mario ha tomado lactancia materna exclusiva hasta los 5 meses, ya que yo debía reincorporarme al trabajo cuando él cumpliese 5 meses y 2 semanas.

lactancia materna

Podía haberme sacado leche y seguir con la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses (como recomienda la OMS), pero, en mi caso, esto no resulto ser una opción. El principal motivo era que Mario no quería ni ver el biberón. Lo estuvimos intentando durante un mes todos los días y no hubo manera, así que, al final, nos acabamos dando por vencidos. Además, yo había gastado mis semanas de lactancia, ya que la disfruté acumulada para poder estar unas semanas mas en casa con mi bebé. Por lo tanto, sacarme leche en el trabajo tampoco era una opción (viva la conciliación :-(). Por eso decidimos, junto con nuestro pediatra, adelantar la introducción de la alimentación complementaria a los 5 meses.

Por aquel entonces, Mario aún pedía pecho cada 2 o 3 horas como máximo. Yo, gracias a una reducción de jornada, trabajo 7 horas en horario continuo. Así que, sumando los trayectos de ida y vuelta a casa, iba a estar alejada de mi hijo unas 8 horas diarias.

Como ya os he dicho, Mario no quiere tomar biberón, así que, nosotros decidimos que tomaría pecho antes de irme a trabajar y, unas 3 horas después, papilla de cereales como “desayuno”. A mediodía, o un poco más tarde, iríamos introduciendo las verduras.

Empezamos la alimentación complementaria con la introducción de cereales sin gluten. Nosotros los preparamos con leche de fórmula, más que nada por comodidad, y porque así me aseguro que algo de leche toma mientras yo no estoy, pero, también es perfectamente posible prepararlos con leche materna, caldo de cocción de las verduras o simplemente con agua. Es cuestión de adaptarse a las necesidades de cada uno.

cereales

No os diré que fue un camino de rosas, le costó entrar por el aro. El verdadero problema no eran tanto los cereales como la leche de fórmula, al pobre le daba mucho asco el sabor. Pero se acabó acostumbrando y ahora los come muy bien, así que si alguna os encontráis  con el mismo problema, mi recomendación es que lo sigáis intentando, con paciencia y muuuuuucho amor. Nunca les obliguéis si no quieren, con que prueben un poquito es suficiente para que vayan cogiendo el gustillo al sabor y a la textura. Tener siempre en mente que para ellos es todo absolutamente nuevo.

Yo probé unas cuantas leches de formula y unos cuantos cereales.

Las leches que probé fueron:

1) Blemil 1 plus forte, ya que me comentaron que era la más parecida en sabor a la leche materna. Pues bien, en nuestro caso sirvió para tirar un bote de leche prácticamente entero a la basura.

blemil-plus-forte1

2)Enfalac Premium 1, había leído en diferentes foros que era una de las mejores y más completas. Pues otro chasco y otro bote a la basura.

enfalac-1-premium-lipil-900-g

3) Almirón  Advance 1 fue la que Mario acabó aceptando y la que seguimos usando. Es más, Mario ya podría tomar leche de continuación, pero hemos decidido seguir con la 1 hasta que cumpla 1 año y podamos introducir leche de vaca entera.

167354

Cereales también probamos más de uno, por suerte, los cereales, no son tan caros como la leche de formula.

Empezamos probando cereales Nutriben primera papilla especiales para el biberón. Como ya os comenté, en un principio intentamos que cogiese el biberón, pero cuando veíamos que no había forma, lo intentábamos con la cuchara, pero nada, estos no hubo forma de que los comiese.

nutriben primera pailla

Después probamos, por recomendación de unas amigas, Nestle Nestum Expert, crema de arroz. La verdad que al prepararlos en papilla, estos cereales no hacen apenas grumos, así que tienen una textura que posiblemente le guste a vuestro bebe. Mario estos los comía muy bien, pero el problema llego con el estreñimiento. El pobre se tiró 5 días sin hacer cacotas, y cuando las hizo le costó un mundo :-(. Estos cereales son a base de arroz, y claro, eso estriñe bastante, y para los que son propensos como Mario, pues no son nada recomendables. Yo los tengo guardados para dárselos en caso de gastroenteritis.

crema de arroz

Consultando con el pediatra, nos dijo que lo mejor para el estreñimiento, para evitar el uso de medicación, era intentar introducir más fibra y también ofrecer más agua en las comidas. Así que busque cereales con fibra y sin gluten, y encontré los Blevit Plus Superfibra, pues que deciros, mano de santo oiga. A mi niño le gustan mucho, los come muy bien y encima va al baño fenomenal, así que no los cambio por nada. Ahora empezaremos a introducir el gluten y usaré los mismos pero con gluten.

blevit-plus-superfibra-sin-gluten_l1

Para la próxima os cuento como hemos ido introduciendo las verduras.

¡A darle duro al Lunes!

28053880_s